martes, 22 de enero de 2013

Respuesta a la pregunta 2 de Selectividad en la Comunidad de Madrid sobre un fragmento de El dardo en la palabra de Fernando Lázaro Carreter


"O derbi, que también con esta grafía más castiza se halla en las crónicas deportivas el ecuestre sustantivo inglés. El cual se emplea ordinariamente para denominar los partidos de insufrible rivalidad que se juegan entre equipos de la misma población o de dos vecinas. Aquí, los entendidos empezaron a llamarlos de ese modo porque así lo hacen los franceses; pues es notorio cómo, también en el léxico, que inventen ellos. Ocurrió como sigue.
Duodécimo titular del condado británico de Derby fue Edward Stanley, célebre no por armas ni por letras, sino por la razón piafante de haber organizado en 1780 la carrera de caballos, universalmente famosa, a la que dio nombre y lustre con su título. Pero nuestros vecinos del Norte, hace poco menos de cuarenta años, bautizaron también con el aristocrático término los encuentros deportivos, en especial futbolísticos, del tipo antedicho, es decir, con rasgos casi fratricidas, como pueden ser el Oviedo enfrentado al Sporting de Gijón o el Sevilla al Betis. Y así, desde no hace mucho, como derby derbi son conocidas entre nosotros tan pungentes refriegas. El anglogalicismo empezó a usarse como en Francia, pues de allí venía. Pero, siendo extrema la exaltación que producen los derbys derbis (tal vez los llamen derbies quienes dicen y escribenpenalties), la voz inglesa se ha empapado de sugerencias excitantes, y el rasgo semántico "tremenda emoción" se ha ido inflando hasta invadir y ocupar el cuerpo entero del vocablo: muchos inquietos cronistas ya no se exigen para soltarlo que los equipos contendientes sean geográfica o urbanamente vecinos: basta con que figuren en la espuma de la tabla clasificatoria. Y así, suelen ser derbis los Madrid-Barcelona o viceversa. Excepcionalmente, de ese modo ha sido aludido las pasadas semanas el Madrid-Deportivo de La Coruña, ya que este animoso David se está hombreando con aquellos dos prepotentes. Quede consignada la nueva acepción como muestra del agitado tejemaneje idiomático que se traen los voceros del deporte."
Fernando Lázaro Carreter, El dardo en la palabra

2. Redacte un resumen del contenido del texto. (1 punto)

En este artículo se realiza una reflexión sobre el uso en nuestro idioma del galicismo derby o derbi, introducido a través de la crónica deportiva. Esta palabra hace alusión, en inglés, a las carreras de caballos. Sin embargo, se ha extendido en nuestro país, por influencia del francés, hasta cualquier otra competición deportiva, especialmente el fútbol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas