martes, 24 de septiembre de 2013

Tema 3 - Mester de clerecía (Temas de Literatura de 1º de Bachillerato)


a)     Frente al arte de los juglares (con poemas en versos irregulares) se desarrolla también en los siglos XIII y XIV el Mester de clerecía, escuela poética formada por escritores cultos, generalmente clérigos, que conocen el latín y que escriben en una estrofa llamada cuaderna vía.
b)    La cuaderna vía es una estrofa de cuatro versos monorrimos (es decir, que los cuatro tienen la misma rima) de catorce sílabas (versos alejandrinos) divididos en dos hemistiquios a través de una cesura. 14A 14A/14A 14A
c)     Obras: El Libro de Apolonio, el Libro de Alexandre, las obras de Gonzalo de Berceo, el Libro de buen amor de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita.
d)    Conciencia de escuela: Algunos de estos poetas tienen conciencia de que su arte es más apreciado y refinado que el juglaresco. Véase la siguiente estrofa del Libro de Alexandre:

Mester trago fermoso,        non es de joglaría
mester es sen pecado,         ca es de clerecía :
fablar curso rimado             por la cuaderna vía,
a sílabas cuntadas               ca es gran maestría.

GONZALO DE BERCEO:
-       Es la máxima figura del Mester de clerecía y primer escritor español de nombre conocido.
-       Es riojano, clérigo vinculado al monasterio de San Millán de la Cogolla. Nació a finales del siglo XII y murió hacia 1270.
-       Solo escribió poemas religiosos con cuya lectura podría edificar a los peregrinos del Camino de Santiago. Es, por tanto, su obra básicamente poesía narrativa con una finalidad didáctica y moral, es decir, escrita para enseñar doctrina religiosa.
-       Obras del autor: Escribió vidas de santos, como la de San Millán, Santo Domingo y la de Santa Oria. Pero su obra más famosa es Milagros de Nuestra Señora.
-       Milagros de Nuestra Señora: poemario narrativo escrito en cuaderna vía que consta de los siguientes elementos:
1)   Una introducción alegórica, en la que el autor dice ser un peregrino que descansa en un prado que, alegóricamente (simbólicamente), semeja el Paraíso.
2)   Le siguen veinticinco relatos (también en cuaderna vía) inspirados en una colección de milagros de la Virgen que circulaba en latín por todos los monasterios de Europa. Lo importante es saber que, a pesar de que Gonzalo de Berceo se inspira en una colección latina ya existente, es capaz de dejar su propia huella y su singularidad (recordad lo dicho en la introducción sobre el concepto de originalidad en esta época).

Otra característica importante de Gonzalo de Berceo es que este autor está cerca del pueblo que lo oye; podemos decir que se “ajuglara”, porque en cierta medida actúa como un juglar ante su público recitando su poesía doctrinal. Esto se ve perfectamente en su poesía a través de las marcas de oralidad (cuando dice, por ejemplo, “oiréis...”, “oíd...”, “escuchad...”, etc.).

JUAN RUIZ, ARCIPRESTE DE HITA: Libro de buen amor
-       No se conoce nada de su vida, sólo que nació en Alcalá y que fue Arcipreste de Hita (Guadalajara). Escribió en la primera mitad del siglo XIV.
-       Una sola obra conocida: Libro de buen amor.
-       Versificación: Obra escrita en su mayor parte en cuaderna vía del Mester de clerecía. Compuesta por unos 7000 versos que suelen ser alejandrinos de 7+7 sílabas, aunque también hay versos de 16 sílabas. Además de esta forma estrófica, Juan Ruiz se dejó influir por el arte de los juglares e introdujo en su libro algunos poemillas en versos cortos, ya no alejandrinos. Por tanto, en el Libro d buen amor conviven los dos mesteres (juglaría y clerecía).
-       El Libro de buen amor es una autobiografía ficticia (no verdadera) de Juan Ruiz. Narra sus supuestos amores en primera persona con quince mujeres.
-       En su introducción, Juan Ruiz confiesa su intención: Escribe para exhortar el “buen amor” (el dirigido a Dios, amor cristiano, por tanto finalidad didáctica típica del mester de clerecía). Pero explica también que contará sucesos poco edificantes para que puedan ser evitados. Esta doble vertiente genera ambigüedad con respecto a sus intenciones morales.
-       Como hemos dicho antes, Juan Ruiz expone sus aventuras amorosas con mujeres que van desde una serrana pasional hasta una gran dama. Nos muestra así este clérigo una especie de teoría amorosa, entre cínica y arrepentida.
-       El Arcipreste se sirve, además, en ocasiones de una TROTACONVENTOS (personaje femenino que ayuda a los amantes a conseguir pareja y que resulta ser el primer antecedente de la vieja CELESTINA de Fernando de Rojas).

-       En definitiva, su libro es un arte de amar  (recordad a Ovidio, poeta latino) y es un verdadero monumento literario y lingüístico del siglo XIV. Lo alegre, desenfadado y popular se mezcla con lo moral y severo. Esto provoca una lectura ambigua, irónica y equívoca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas