jueves, 30 de mayo de 2013

peor parado o más perjudicado, no peor perjudicado

Las expresiones peor parado o más perjudicado, en lugar de peor perjudicado, son las apropiadas para referirse a quien se ha llevado la peor parte en un asunto.
El adjetivo parado se utiliza en las locuciones quedar o salir alguien bieno mal parado, recogidas en el Diccionario académico con el significado de ‘tener buena o mala fortuna en un asunto’, que también admiten los comparativos mejor y peor («El empleo juvenil es el que sale peor parado»), siempre indicando modo o calidad.
Por otra parte, perjudicado, que se utiliza para referirse a quien ‘ha sido víctima de daño o menoscabo material o moral’, solo admite adverbios como más, muy, menos, poco…, es decir, que expresan cantidad: «El sector digital será el más perjudicado por la subida del IVA», «El e-commerce saldrá poco perjudicado por la crisis económica».
Sin embargo, en diversos ejemplos encontrados en los medios de comunicación se utiliza inapropiadamente peor perjudicado, un cruce de estas dos expresiones: «Ante una agenda tan cargada de compromisos, el peor perjudicado es el fútbol», «Además, en caso de un golpe, el que peor perjudicado suele salir es el motorista».
Lo adecuado en estos casos habría sido «el peor parado» o «el más perjudicado».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas