lunes, 13 de agosto de 2012

dejarse ganar, no dejarse perder


Dejarse ganar es la expresión propia del español para aludir al momento en el que una persona permite a otra obtener lo que se disputa en un juego, batalla, oposición, pleito, etc., por lo que uno deja que el otro le gane, no que el otro le pierda
El origen de la forma inadecuada dejarse perder puede encontrarse en el cruce de dejarse ganar y el sentido que tiene, ‘perder a propósito’. 
Esa expresión, impropia de la lengua culta, aparece últimamente en las noticias de los Juegos Olímpicos en frases como «Descalifican a ocho jugadoras de bádminton por dejarse perder» o «Expulsan a ocho deportistas por dejarse perder en los JJ. OO.». 
En casos como estos, tal como aclara el Diccionario de uso del español de América y España, publicado por VOX,dejarse significa ‘permitir que alguien actúe sobre uno sin oponer resistencia’, por lo que lo adecuado habría sido: «Descalifican a ocho jugadoras de bádminton por dejarse ganar» y «Expulsan a ocho deportistas por dejarse ganar en los JJ. OO.».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas