martes, 14 de agosto de 2012

MILES. THE AUTOBIOGRAPHY por Miles Davis con Quincy Troupe


Editorial: Picador (Reino Unido, 1990). Primera edición de Simon & Schuster (USA, 1989). ISBN: 0 330 31382 7
Idioma: inglés
Ediciones B (España, 1995). ISBN: 84 406 5898 2
Idioma: español
Miles Davis ha sido posiblemente el músico de jazz que más bibliografía ha generado a lo largo de la historia. Varias biografías de periodistas o gente cercana, estudios sobre sus obras y, en el caso que nos ocupa, su autobiografía. Autobiografía que no redactó él mismo. De eso se encargó su amigo el periodista Quincy Troupe, de recopilar en primera persona las vivencias y opiniones de Miles y de darles formato y continuidad.

Un Miles sin pelos en la lengua, como siempre, relata todas sus inquietudes y sentimientos, ya sean musicales o no, con un altísimo nivel de implicación y no falto de humor. Opiniones radicales con las que uno no tiene necesariamente por qué estar de acuerdo, pero que dan la medida de la forma de trabajo del genio de St. Louis. No obstante antes de emprender la lectura de este libro es recomendable conocer la vida de Davis desde otro punto de vista, a ser posible más objetivo, lo que hace de esta obra un grandísimo complemento, siendo más discutible su valor como lectura histórica independiente. También es recomendable, para quien vaya a leer esta edición inglesa, hacerse previamente con un diccionario de ‘slang’ o lenguaje callejero, ya que las expresiones utilizadas no son nada evidentes en muchos casos.

El espíritu del texto (que incluye varias páginas de antiguas fotos de Miles), y el interés que a buen seguro despierta, lo podemos ver reflejado en el primer párrafo del mismo:

“Escucha. La primera gran sensación que tuve en mi vida (con la ropa puesta) fue cuando escuché por primera vez a DizBird juntos en St. Louis, Missouri, allá por 1944.”

Con o sin ropa puesta, es una lectura más que interesante.

Arturo Mora Rioja


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas