miércoles, 18 de julio de 2012

Dos puntos (Wikilengua)



 : 
Signo: Dos puntos
Los dos puntos es un signo de puntuación que indica que lo que sigue es consecuencia o conclusión de lo que antecede y que en el habla es una pausa precedida de un descenso en el tono. Dicha pausa es mayor que la de la coma y menor que la del punto. Al contrario de lo que ocurre con el punto, los dos puntos no indican que se termina la enumeración del pensamiento completo. Estos detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que va a continuación, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente.
Los dos puntos deben escribirse pegados a la palabra o el signo que los antecede, y separados por un espacio en blanco de la palabra o el signo que los sigue.

Índice

 [ocultar]

Usos lingüísticos


Para marcar una pausa enfática

Detrás de algunas expresiones de carácter introductorio del tipo de a saberahora bienpues bienesto esen síntesis , en resumendicho de otro modoen otras palabrasmás aún... se pueden poner dos puntos para marcar una pausa enfática.
No es necesario que la oración que va detrás empiece con mayúscula.
Nunca me ha molestado colaborar. Dicho de otro modo: me gusta ayudar a los demás.
¿Recuerdas lo que te conté de Ramiro? Pues bien: ha vuelto a hacerlo.
En la mayoría de estos casos los dos puntos se pueden sustituir por la coma. Al utilizar los dos puntos, se da énfasis a lo que va a continuación y se crea cierta expectación en el lector. Si se pone coma, en cambio, esos matices desaparecen.
Cuando dos oraciones están relacionadas entre sí, se pueden unir ambas poniendo dos puntos, sin que haya necesidad de usar otro nexo. De esta forma se pueden expresar relaciones de causa-efecto, de conclusión, de consecuencia o resumen de la oración anterior, o de explicación.
Está lloviendo: no podremos ir a la playa.
Hacía frío, nevaba, teníamos sueño: tuvimos que volver pronto a casa.
Hoy tengo que salir antes del trabajo: tengo que acompañar a mi madre al médico.
Para introducir una conclusión, una consecuencia un resumen de la oración anterior o una explicación de lo mencionado anteriormente también se puede usar el punto y coma. Si se utiliza algún enlace, no se ponen los dos puntos.
Hoy tengo que salir antes del trabajo porque tengo que acompañar a mi madre al médico.

Delante de las citas textuales

Se utilizan los dos puntos delante de las citas textuales si van precedidas de verbos o expresiones introductorias del lenguaje en estilo directo: (decir, declarar, explicar, responder...). Dichas citas deben escribirse entre comillas y comenzar con mayúscula.
Como decía Ortega y Gasset: «La claridad es la cortesía del filósofo».

Delante de las enumeraciones explicativas

Después de anunciar una enumeración explicativa, se ponen dos puntos.
Había dos personas implicadas en el robo: uno de los trabajadores de la empresa y uno de sus hijos.
Cuando se anticipan los elementos de la enumeración, los dos puntos sirven para cerrarla y dar paso al concepto que los engloba.
Traducir, corregir y editar: esas serán tus funciones.

En cartas y documentos

Tras las fórmulas de saludo en los encabezamientos de cartas y documentos hay que poner dos puntos. En esos casos, la inicial de la palabra que va detrás de los dos puntos debe ir en mayúscula y en renglón aparte.
Estimado señor García:
Tras estudiar su oferta, hemos llegado a la conclusión de que usted es aceptado por parte de la escuela
Aunque cada vez está más extendido, hay que evitar en español el uso de la coma en lugar de los dos puntos en estos casos, ya que se trata de un anglicismo.

En textos jurídicos y administrativos

En textos jurídicos y administrativos como decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias, se colocan los dos puntos detrás de los verbos típicos de estos escritos :(expone, certifica, dispone, declara...), que presentan el objetivo fundamental de los documentos y que van escritos con todas sus letras en mayúscula. La primera palabra que sigue a dichos verbos se debe escribir con inicial mayúscula y en párrafo aparte.
CERTIFICA:
Que D. Luis Martínez Hernández ha obtenido el Título de ...
En este caso, el signo de dos puntos es compatible con la conjunción subordinante que. Es una excepción de la norma de incompatibilidad de dicha conjunción con los dos puntos.

En escritos de tipo esquemático

Los dos puntos se pueden utilizar en algunos documentos (informes, impresos de solicitud, etc.) detrás de los conceptos que deben ser cumplimentados o concretados.
Nombre: Laura.
Apellidos: Fernández Iglesias.
Dirección: c/ Alberto Aguilera, n.º 10.
Población: Madrid.

En títulos y epígrafes

Para separar el título general del tema concreto en títulos y epígrafes, se suelen poner dos puntos.
La literatura medieval: estudio comparativo de los principales motivos recurrentes.

Usos no lingüísticos


En la expresión de la hora

Para separar las horas de los minutos en la expresión de la hora, siguiendo el sistema ISO, se utilizan los dos puntos. No debe dejarse espacio de separación entre los dos puntos y las cifras colindantes.
17:15 horas
Si se sigue el sistema clásico, las horas deben separarse por punto.

En Matemáticas

Se pueden poner dos puntos como signo de división. En este caso, se escriben con espacio de separación respecto de las cifras colindantes.
46 : 2 = 23
Otra opción en estos casos es utilizar la barra (/). El DPD también admite el símbolo de división anglosajón ÷ (véaseprogresión aritmética).

Combinación de los dos puntos con otros signos de puntuación

Los dos puntos pueden aparecer combinados con los puntos suspensivos y con los signos de interrogación y de exclamación.
En cambio, los dos puntos no se combinan nunca con la coma, el punto y coma o el punto (salvo si es un punto abreviativo).

Usos incorrectos

Es incorrecto escribir dos puntos entre una preposición y el sustantivo o sustantivos que esta introduce.
Este artículo ha sido escrito por: Julio Pérez.
Iremos de viaje a: España e Inglaterra.
Le gusta leer los poemas de: César Vallejo y Pablo Neruda.
Tampoco deben ponerse dos puntos ni delante ni detrás de la conjunción que (excepto en los casos mencionados anteriormente: en textos jurídicos y administrativos, como decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias).
Después de los dos puntos, siempre hay que empezar con minúscula, excepto cuando lo que va detrás es una cita o una enumeración ordenada en varios párrafos.
Asimismo, es inadecuado el uso de los dos puntos entre el verbo y su complemento (u objeto) directo.
Había comprado: lápiz, tajador y corrector líquido.

Nota :

El único caso en que se presentan los dos puntos entre el verbo y su objeto directo es cuando se reproduce una cita textual.
El abogado había dicho: «Usted saldrá libre».

Referencias

  1. ^  «dos puntos» en el Diccionario panhispánico de dudas. Edición impresa: ISBN 84-294-0623-9.
  2. ^ Real Academia Española, Ortografía de la lengua española Ed. Espasa. ISBN 84-670-0076-7
  3. ^ GÓMEZ TORREGO, Leonardo. Ortografía de uso del español actual ISBN 978-84-675-1568-8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas