sábado, 28 de julio de 2012

‘Haber’ y ‘a ver’


Distinguir entre haber y a ver es para algunas personas una pesadilla. El error más frecuente consiste en convertir a ver en haber. Sin embargo, es fácil desterrar esta falta de ortografía siguiendo unas sencillas indicaciones. Vamos a proceder por eliminación, asegurándonos de cuándo la grafía correcta es a ver.
El primer paso es fijarse en el significado. Si es algo que se hace con los ojos, ya sea en sentido literal (1) o figurado (2), se escribe a ver, como no puede ser menos:
(1) No quería volver a ver a Camargo, no sabía qué hacer ni qué decirle [Tomás Eloy Martínez: El vuelo de la reina]
(2) Todos eran hinchas de El Guagua y venían decididos a ver como le partían el hocico a mi padre [Alejandro Jodorowsky: Donde mejor canta un pájaro]
Si en esta primera criba lo has solucionado, perfecto. Muchos de los casos dudosos que todavía te queden los vas a resolver sustituyendo a por para. Por ejemplo, para mí la oración (3) lleva dentro una idea figurada de visión, pero otras personas pueden no tenerlo tan claro en el momento en que están escribiendo. Dando el cambiazo a las preposiciones (4), ya no hay lugar a dudas:
(3) [...] los americanos buscaron en el mar a ver si aparecían los demás [Mayra Montero: La trenza de la hermosa luna]
(4) Los americanos buscaron en el mar para ver si aparecían los demás
Incluso en los ejemplos (1) y (2) funcionaría este cambio, aunque resultaría algo forzado.
Los casos más peliagudos son ciertos usos que representan extensiones metafóricas de la idea de ver, pero que van estando cada vez más alejados de ella. Fíjate en estos:
(5) Perdón, a ver si están de acuerdo con el texto [Vicente Leñero: La noche de Hernán Cortés]
(6) Más paños, agua fría, a ver. Hay que parar esto [Alejandro Gamboa: Páginas de vuelta]
(7) ¿A ti qué mosca te picó, a ver? [Jaime Collyer: Cien pájaros volando]
La buena noticia es que también son fáciles de solucionar. Todos admiten que les pongamos delante vamos:
(8) Perdón, vamos a ver si están de acuerdo con el texto
(9) Más paños, agua fría, vamos a ver. Hay que parar esto
(10) ¿A ti qué mosca te picó, vamos a ver?
En definitiva, la solución del problema se reduce a tres pasos:
1. ¿Es algo que en algún sentido se hace con los ojos?
2. ¿Se puede convertir la expresión en para ver?
3. ¿Se puede convertir en vamos a ver?
O si lo prefieres más corto, solo te tienes que quedar con esta fórmula:
Ojos, para, vamos.
El resto, lo que no se quede atrapado en esta triple criba, lo puedes escribir tranquilamente como haber. 
Nota: Los ejemplos de esta entrada están tomados del CREA (Corpus de Referencia del Español Actual), recopilado por Real Academia Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

número de páginas